Salud y Nutrición

El pescado tiene y ha tenido una gran importancia como alimento del hombre prácticamente desde el origen de la humanidad.

Por su alto contenido en proteínas de elevada calidad, su grasa rica en ácidos grasos Omega 3, en vitaminas y minerales, es considerado un valioso alimento y a la vez, de una delicatesen culinaria.

No obstante, la mayor parte de los alimentos que consumimos en nuestra dieta no se encuentran en la forma en que son obtenidos de la naturaleza, sino que han sido sometidos a diferentes procesos con la intención de mejorar algunas de sus características, o con el fin de permitir su conservación para aumentar su adaptación al consumo humano.

La congelación, si se realiza correctamente, es uno de los métodos de conservación de los alimentos que produce menores pérdidas en su contenido en nutrientes.

En el caso del pescado, por las circunstancias propias de su captura o producción, su escasa estabilidad en fresco y su estacionalidad, la congelación es uno de los métodos de conservación más utilizados en todo el mundo y el que menos modifica sus propiedades sensoriales y su valor nutritivo.